La calificadora, Fitch Ratings redujo su pronóstico de crecimiento para la economía mexicana en 2019, a 1.6% desde 2.1% en diciembre pasado, debido a que “se desaceleró drásticamente” en el cuatro trimestre de 2019 y a debilidad de los datos ha persistido este año, en línea con las previsiones a nivel global

 En su reporte “Perspectiva económica global” de marzo de 2019, difundido este miércoles, la calificadora internacional refirió que a fines de febrero pasado el Banco de México (Banxico) redujo su rango de pronóstico de crecimiento para este año, de 1.1 a 2.1%.

 Parte de esto refleja factores transitorios, como el impacto de la escasez de combustible y las huelgas, pero también hay tendencias más persistentes que mantienen el crecimiento por debajo del potencial, argumentó.Por el lado de la oferta, la debilidad se ha concentrado en actividades secundarias, expuso la agencia evaluadora.

El reporte menciona que la producción de petróleo continúa a la baja, lo que reduce el crecimiento anual en un promedio de 0.25 puntos porcentuales durante el periodo 2014-2018, “creemos que esto continuará durante los próximos dos o tres años”.

En términos de demanda, la confianza empresarial se ve impactada por la incertidumbre política generada por la nueva administración, mientras que el gasto del consumidor se ha desviado de los indicadores de confianza, incluso a medida que la tasa de inflación ha caído, lo que aumenta los salarios reales, el ritmo de creación de empleo en el sector formal se está desacelerando.

Por su parte, si bien las exportaciones manufactureras siguen dinámicas, las exportaciones automotrices se han visto afectadas por la desaceleración mundial en el sector, un factor que espera se revierta.

 De acuerdo con Fitch, el gasto público ha disminuido más de lo que suele ocurrir en los primeros meses de un nuevo gobierno.

Por su parte, apunta, el ciclo de ajuste de tasas del Banxico parece haber alcanzado su punto máximo, después de dos aumentos de 25 puntos base en octubre y diciembre del año pasado, que llevaron la tasa a 8.25%, pero espera que las mismas se reduzcan este año.

 Las recientes lecturas de inflación han sido más bajas de lo esperado y, junto con la economía blanda, hará que las autoridades estén más seguras de alcanzar la meta de inflación, de 3.0% con un margen de un punto porcentual.

Sobre la economía global, Fitch Ratings expone que las perspectivas de crecimiento se han deteriorado significativamente desde su reporte de “Perspectiva económica global” de diciembre de 2018. (Notimex)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here