Arrancó en Doha el Mundial de clubes y Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León hizo bueno el pronóstico, derrotando por marcador de 2-1 al campeón asiático, Uslan Hyundai.

Tigres tuvo el mando del partido a lo largo de la primera mitad pero no tuvo profundidad ante la buena marca sudcoreana, que por momentos pudo a sus 11 jugadores detrás de la línea del medio campo.

Pese al dominio, el equipo mexicano no aprovechó y fue el equipo de Uslan el que abrió el marcador al minuto 24 en un tiro de esquina en el que Ki-Hee adelantó a todos y fulminó al arquero tigre, Nahuel Guzmán, con potente remate de cabeza.

Luego de algunos minutos en los que el equipo mexicano acusó el golpe, retomó el control del balón, y en un tiro de esquina, Diego Pérez desvió la trayectoria con la cabeza y apareció Gignac para clarear al arquero asiático e igualar el marcador al minuto 38.

En la última jugada del primer lapso, el VAR marcó un penal a favor de Tigres por una mano en el área sudcoreana, y Gignac lo capitalizó para poner adelante a los campeones de Concacaf adelante 2-1.

El segundo lapso fue más equilibrado e incluso los sudcoreana anotaron pero el tanto fue anulado por fuera de lugar. Tigres controló el juego al estilo de su técnico Ricardo Ferreti y no hubo más

Ahora, Tigres pasa a la siguiente fase del mundial de clubes y espera seguramente al Palmeiras de Brasil el domingo venidero.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here