El Panorama de la Salud presentado este miércoles por la OCDE expone ámbitos en los que el gasto en salud puede ser más eficaz, como es el aumento del uso de medicamentos genéricos, que podría reducir el gasto significativamente. Sin embargo, pese al progreso en varios países, los genéricos solo representan casi la mitad del volumen de productos farmacéuticos que se venden en los países del organismo.

En Chile, Alemania, Nueva Zelanda y el Reino Unido los genéricos supusieron más de tres cuartas partes del volumen de productos farmacéuticos vendidos en 2017, pero en países como Luxemburgo y Suiza representaron menos de una cuarta parte.

El informe Panorama de la Salud 2019 señala algunos patrones relacionados con los resultados en el ámbito de la salud pública y los estilos de vida no saludables.

Por su parte, los sistemas sanitarios y sociales emplean más trabajadores que nunca, y aproximadamente 1 de cada 10 empleos en países de la OCDE, pertenece al sector de la asistencia sanitaria o social. Desplazar algunas tareas que desempeñan los médicos hacia enfermeros y otros profesionales de la salud puede aliviar las presiones de costos y mejorar la eficiencia.

La OCDE apunta que aumentar la seguridad de los pacientes mejorará su salud y generará ahorros. Aun así, el 5% de los pacientes hospitalizados tuvieron una infección asociada con la asistencia sanitaria en 2015-2017.

Una persona que nace hoy tiene una esperanza de vida de casi 81 años, en promedio en los países de la OCDE. Pero el aumento de la esperanza de vida se ha ralentizado en países de la OCDE como Estados Unidos, Francia y los Países Bajos. Entre las causas se encuentra el aumento de los niveles de obesidad y diabetes, que frena los avances conseguidos en la disminución de fallecimientos por enfermedades cardiovasculares y accidentes cerebrovasculares. Las enfermedades respiratorias, como gripe y neumonía, también han cobrado más vidas en años recientes, principalmente entre adultos mayores.

Desde 2011, los fallecimientos relacionados con los opioides han aumentado en aproximadamente un 20% en los países de la OCDE, y se han cobrado unas 400 mil vidas solo en Estados Unidos, en los últimos 20 años. Los fallecimientos relacionados con los opioides también son altos en Canadá, Estonia y Suecia.

El tabaquismo, el consumo de alcohol y la obesidad siguen provocando muertes prematuras y el empeoramiento de la calidad de vida: Las tasas de tabaquismo están disminuyendo, pero aún el 18% de los adultos fuma diariamente.

En los países de la OCDE, el consumo de alcohol fue en promedio de 9 litros anuales de alcohol puro por persona, lo que equivale a casi 100 botellas de vino. Cerca del 4% de los adultos sufrían dependencia del alcohol.

De igual forma, la contaminación del aire causó unas 40 muertes por cada 100 mil personas en los países de la OCDE. Las tasas de mortalidad fueron mayores en países como India y China, con 140 muertes por cada 100 mil personas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here