La Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos aplaudió la reinstalación del Sistema Nacional de Búsqueda de Personas los compromisos adoptados en por el Gobierno mexicano, señalando que la búsqueda efectiva y la localización de personas desaparecidas son la principal demanda de las familias y obligación primaria y apremiante del Estado mexicano.

Para la ONU-DH es fundamental que las autoridades de México, especialmente el Presidente de la República, hayan reconocido públicamente la gravedad de las desapariciones en el país, dejando atrás intentos de administraciones pasadas de negar o minimizar el problema.

De igual forma, destaca que las autoridades hayan reconocido que la búsqueda de las personas desparecidas es responsabilidad del Estado, hayan comprometido recursos para esta tarea, enfatizado la necesidad de investigar de manera exhaustiva e imparcial los casos de desaparición, reivindicado la lucha de las familias, y asumido el desafío que implica la crisis del sistema forense. 

Jan Jarab, Representante de la ONU-DH en México, dijo que “la desaparición de personas es uno de los más terribles flagelos en materia de derechos humanos que enfrenta el país”, y apuntó que “el avance que implicó la adopción de la ley general en la materia no fue correspondido por las autoridades en su implementación”.

Jarab añadió que “la reinstalación del Sistema Nacional de Búsqueda y los compromisos expresados por las nuevas autoridades federales podrían constituir un nuevo comienzo que ponga fin al suplicio de decenas de miles de personas.”

La ONU-DH reitera el importante rol de las familias de personas desaparecidas y valora las expresiones de respaldo que formularon las autoridades y hace un llamado a las autoridades locales a que adopten un compromiso en el ámbito de sus competencias para favorecer la construcción de un sistema nacional de búsqueda genuino, vigoroso e integral. Más aún, es fundamental que las autoridades encargadas de procuración de justicia federal y estatal tomen las medidas para poner fin a la impunidad crónica ante tan desgarrador crimen.

Adicionalmente, se alienta al Estado mexicano a fortalecer en esta nueva etapa, su vinculación con los organismos internacionales especializados, en particular, a través de la aceptación de la competencia del Comité contra la Desaparición Forzada de la ONU para conocer de comunicaciones individuales y mediante la concreción de la visita oficial al país solicitada desde el año 2013.   Finalmente, la ONU-DH expresa su disposición para brindar la asistencia y cooperación técnicas que precise el Estado mexicano en el fortalecimiento de sus capacidades en materia de búsqueda, así como en las otras apremiantes tareas en el contexto del combate a la impunidad y atención a las víctimas

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here