Luego de que la Fiscalía General de la República desestimara los cargos por colusión con narcotraficantes y lavado de dinero contra el general Salvador Cienfuegos, el presidente Andrés Manuel López Obrador, dijo en su conferencia matutina que avala la determinación de la Fiscalía

El mandatario señaló este viernes que se trata de “una decisión que toma la Fiscalía, pero el Gobierno que represento secunda, es decir avala, respalda, porque nosotros sostenemos que debe de terminarse la impunidad, la corrupción, pero que también no pueden haber represalias, venganzas y que no se pueden inventar delitos”.

El Gobierno aseguró en su momento que la agencia antidrogas estadounidense había violado un acuerdo de cooperación bilateral, por no informar de las pesquisas; contra el general, y negoció su repatriación con el compromiso a investigar al ex secretario de la Defensa Nacional utilizando para ello el expediente que tenían sobre el militar en Estados Unidos.

López Obrador dijo también que instruyó a la cancillería para que “lo más pronto posible se ponga a disposición del pueblo de México todo el expediente que nos envió el Gobierno de Estados Unidos, para que pueda ser consultado, revisado por quien lo desee con transparencia plena”.

El presidente dijo además que “si la DEA y el Gobierno de Estados Unidos responde que tiene pruebas de otro tipo, también lo daríamos a conocer”, y que si la Fiscalía mexicana ha actuado de esa forma, es “porque se consideró que los elementos de prueba aportados por la agencia antidrogas de Estados Unidos que se conoce como DEA, no tienen valor probatorio para iniciar un juicio contra el general Cienfuegos”.

Cuestionó de paso por qué las autoridades estadounidenses hicieron un proceso sin pruebas, y mencionó que ocurrió el 15 de octubre de 2020, semanas antes de las elecciones presidenciales de noviembre pasado en Estados Unidos

“Detienen al general antes de las elecciones y ya el general había estado en Estados Unidos en marzo, quizá no habían terminado la investigación o consideraron que no era el tiempo”, agregó.

El fiscal William Barr y un tribunal de Nueva York acusaron al general Cienfuegos de haber colaborado con el Cartel del H, que encabezaba una rama del cartel de los Hermanos Beltrán Leyva; y de cobrar sobornos por garantizarles protección militar.

Cienfuegos fue detenido en Los Ángeles el 16 de octubre para ser trasladado a Nueva York y enfrentar un proceso judicial por narcotráfico y lavado de dinero. El caso generó la molestia del Gobierno de México, que pidió al Departamento de Justicia estadounidense retirar cargos ante una Corte federal, cosa que ocurrió.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here