Pekín, la capital de China, ha endurecido las reglas para los servicios de taxi y transporte de reserva en línea de la ciudad, después de que se informara el sábado de un nuevo caso asintomático de COVID-19 que involucra a un conductor de una plataforma de transporte de reserva en línea.

El conductor vive en el distrito de Shunyi, que en los últimos días ha experimentado un rebrote de COVID-19. Las autoridades verificaron que el hombre tuvo contacto con 144 pasajeros, todos los cuales fueron notificados, según Zhi Xianwei, vicealcalde del distrito.

Tras conocerse el caso, Beijing empezó a exigir que los pasajeros de las plataformas de taxis y transporte de reserva en línea registren su estado de salud a través de una aplicación de móvil cuando utilicen los servicios.

Los conductores pueden negarse a transportar a los pasajeros que no se hayan registrado, según la Comisión Municipal de Transporte de Beijing.

La comisión también ha suspendido los servicios de taxi y transporte de reserva en línea de los conductores que viven en Shunyi. Asimismo, las plataformas de transporte de reserva en línea tienen prohibido aceptar solicitudes de servicio desde o hacia ese distrito. (Xinhua)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here