El mandatario brasileño detalló que la idea es hacer el aumento gradual, es decir,  incrementar en un año la edad mínima actual (60 hombres y 55 mujeres) a partir de la aprobación del instrumento legal, y luego un año más en el 2022. Además,  se evalúa mantener el programa social Bolsa de familia, un subsidio económico gubernamental para la población más pobre y vulnerable en Brasil.

Pero enfatizó sobre la necesidad de aumentar la producción y las exportaciones, pues de lo contrario el Estado percibirá menos ingresos lo que se convertiría en “menos dinero” para sostener la inversión en ese sector.

Bolsonaro también dijo que firmará un decreto para facilitar la compra y porte de armas, una medida que a su juicio, reducirá los niveles de violencia en el país suramericano. Dicha medida contempla que las fuerzas de seguridad tengan un límite entre cuatro o seis armas, mientras que los civiles podrán portar dos. Las mujeres podrán actuar en “legítima defensa” de robos o de algún acto de violencia al interior de la casa o de una propiedad privada.

El presidente de Brasil señaló que en los últimos años las demandas laborales han crecido exponencialmente, a causa de un supuesto “exceso de protección” a los trabajadores, por lo que surgió la posibilidad de evaluar la ley que rige la materia y eliminar la Justicia del Trabajo, el órgano dedicado a la defensa trabajadores.

Además, ratificó que el primer objetivo de su gabinete es “desburocratizar” las dependencias ministeriales en todo el país que, a su criterio, “no funcionan”. Espera que para los primeros meses se reduzca al menos 40 % el tamaño de esas entidades del Estado.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here