Cifras de la organización no gubernamental Alto al secuestro, señalan que son ya 1,143 las personas han sido secuestradas en lo que va de la presente administración, y que luego de que se registrara una disminución paulatina de este delito a partir del mes de enero pasado, mayo tuvo un fuerte repunte.

El delito de secuestro se incrementó 23.9% durante el quinto mes del año respecto al mes de abril, al pasar de 117 carpetas de investigación iniciadas el cuarto mes, a      145 carpetas abiertas el mes pasado.

En el periodo enero– mayo 2018 ocurrieron 596 secuestros, mientras que en el mismo periodo pero de 2019 son 814.

Pese a este crecimiento, hay una disminución de 19.4% si se comparan los primeros 6 meses del gobierno de Enrique Peña Nieto donde ocurrieron 1,206 secuestros, con los primeros 6 meses del gobierno de Andrés Manuel López Obrador donde han ocurrido 971 secuestros.

El delito de secuestro se concentra mucho en pocas entidades, toda vez que 7 de cada 10 secuestros se producen en Veracruz, Estado de México, Ciudad de México, Puebla, Tamaulipas, Morelos y Guerrero.

Destaca el caso de la capital del país, donde el delito de secuestro repuntó 103.4% en lo que va del año, si lo comparamos con los 5 primeros meses de 2018, hablamos de 68 secuestros en la Ciudad de México durante la presente administración, lo que se traduce en un promedio de 11 al mes, cifra muy elevada si se considera que la Ciudad de México es la que cuenta con el mayor número de policías a nivel nacional y con una red de cámaras de seguridad para disminuir la incidencia.

Señala Alto al secuestro que desde que la actual jefa de Gobierno de la Ciudad de México tomó el cargo, le hicieron llegar una serie de deficiencias en la Unidad Antisecuestro, así como al Secretario Alfonso Durazo en su respectivo ámbito de competencia para que tomara cartas en el asunto, y a la fecha no ha habido respuesta y mucho menos atendidas  las observaciones.

Algunos de los puntos que señalamos son la falta de línea directa del titular de la Unidad con la Procuradora General de Justicia, tal como ocurre en otros estados, la necesidad de etiquetar los recursos en materia de seguridad para que efectivamente lleguen a la Unidad, actualmente la Unidad está desmantelada, carece de equipo, tecnología y personal para hacer frente a este delito.

Por ello hacemos un atento llamado a las autoridades capitalinas para que cambien estas condiciones y nadie más tenga que vivir el infierno del secuestro, en sus manos está la seguridad y la vida de los ciudadanos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here