El Tribunal Federal Supremo de Suiza revirtió una decisión de la Federación Internacional de Atletismo, y dio la razón a la atleta sudafricana Caster Semenya, quien podría volver a competir sin tener que usar medicamento alguno para reducir sus niveles de testosterona.

La deportista había sido sancionada por parte de la Federación Internacional de Atletismo, que limitó los niveles de esa hormona en mujeres que compiten en pruebas de 400 a 1.500 metros, medida que afectaba a la competidora africana.

La decisión de la federación fue avalada el 1 de mayo por el Tribunal de Arbitraje Deportivo, pero hace unas horas, el Tribunal Supremo de Suiza dio la razón al recurso de Semenya, ordenando que dicha norma sea suspendida y la atleta pueda competir sin ninguna restricción.

El TAS ratificó la decisión señalando que las mujeres como Semenya tendrían que reducir sus niveles de testosterona o participar en pruebas masculinas, y aunque reconocía que era una decisión “discriminatoria”, se escudaba arguyendo que era “necesario, razonable y proporcionado para cumplir el objetivo de la Federación Internacional de Atletismo de preservar la integridad del atletismo femenino en los eventos restringidos”.

La corte federal suiza ha ordenado la inmediata suspensión de esa norma, de acuerdo con  comunicado de la defensa de Semenya desde Lausana, sede del tribunal.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here