Un gran asteroide de 340 metros de ancho llamado Apophis pasará a unos 31.000 kilómetros de la superficie de la Tierra… el viernes 13 de abril de 2029.

El impacto de un asteroide de este tamaño podría destruir una ciudad, pero los científicos están seguros de que Apophis, descubierto por un equipo de astrónomos en el Observatorio Nacional de Kitt Peak en Arizona, en junio de 2004, no llegará a la Tierra.

Eso sí, permitirá que los científicos estudien en detalle el tamaño, la forma, la composición y posiblemente el interior de Apophis. Asteroides de este tamaño rara vez pasan tan cerca de la Tierra.

Desde su descubrimiento, los telescopios han rastreado a Apophis a medida que completa su órbita alrededor del Sol, por lo que se conoce su futura trayectoria. Cálculos actuales muestran que el asteroide tiene una pequeña posibilidad de impactar contra la Tierra, (menos de una en 100 mil) en muchas décadas, pero se puede esperar que mediciones futuras de su posición descarten cualquier posible impacto.

El asteroide será visible a simple vista en el cielo nocturno sobre el hemisferio sur, mientras sobrevuela Australia de este a oeste, y después cruzará el Índico desplazándose hacia el oeste, por encima de África.

Se espera que cruce el océano Atlántico en solo una hora.

“El acercamiento de Apophis en 2029 será una oportunidad increíble para la ciencia. Observaremos el asteroide con telescopios ópticos y de radar. Con las observaciones por radar, podríamos ver detalles de la superficie que son de unos pocos metros de tamaño”, dijo Marina Brozović, científica del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here