La procuradora general de Justicia capitalina, Ernestina Godoy, negó que el asesinato del joven Leonardo Avendaño haya sido por motivos pasionales, y afirmó que en el caso se cuenta con varias líneas de investigación.

 Entrevistada en el marco de la puesta en operación de cámaras en comercios en el Centro Histórico, añadió que con base en el protocolo de necropsia todavía no se sabe si Leonardo murió en la casa del sacerdote señalado como presunto homicida o en el paraje del Ajusco en donde fue encontrado. 

Ello, debido a que el protocolo de necropsia ofrece un intervalo de horas, “pudo haber sido en cualquiera de los dos lados”, comentó la funcionaria del Gobierno de la Ciudad de México e indicó que aún faltan más imágenes para consolidar el caso. 

Sin  reconocer la existencia de más cómplices, Godoy Ramos dijo que “hay muchos indicios que estamos trabajando y que pusimos a disposición de un juez de control”.

En cuanto a la existencia de un segundo conductor que pudo haber participado en el caso de Avendaño dijo: “estamos buscando, estamos viendo (…) puede suponerse (la existencia de un cómplice) pero hasta que estemos seguros les decimos”.

La procuradora  agregó que en cuanto a la pertenencia del automóvil captado “todavía lo tengo que guardar en sigilo”. (Notimex) 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here