El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, declaró que el asesinato del general mayor iraní Qassem Soleimani fue realizado para alcanzar la paz y a su juicio, “anoche tomamos medidas para detener una guerra. No tomamos medidas para iniciar una guerra”,.

Ante periodistas en Palm Beach, el magnate aseguró que tiene “un profundo respeto por el pueblo iraní […] No buscamos un cambio de régimen”, aunque acusa a Teherán de desestabilizar Oriente Medio, advirtiendo que y Irán “debe cesar ahora” sus acciones.

Trump advirtió que Washington está dispuesto a dar cualquier paso para proteger a sus ciudadanos.

“Estados Unidos tiene con diferencia el mejor Ejército del mundo. Tenemos la mejor Inteligencia del mundo. Si los estadounidenses están amenazados en algún lugar, tenemos todos esos objetivos ya completamente identificados, y yo estoy dispuesto y preparado para tomar las medidas necesarias”, señaló.

Por su parte, el consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Robert O’Brien, afirmó que el ataque contra Soleimani estaba legalmente autorizado y que cualquier represalia por parte de Irán “sería una muy mala decisión”.

O’Brien, dijo que el general iraní fue asesinado mientras viajaba en un auto por Bagdad y que la razón del ataque fue el hecho de que el comandante de la Fuerza Quds de élite del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica estaba planeando ataques contra los militares y diplomáticos estadounidenses en la región.

Sin embargo, O’Brien se negó a revelar detalles sobre los presuntos planes que tramaba el general iraní contra Estados Unidos, pues es información “extremadamente secreta”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here