El diario inglés The Guardian reporta que más de 6 mil 500 trabajadores migrantes han perecido en Catar desde 2010, cuando el país árabe fue designado sede del Mundial de fútbol de 2022 y se dio a la tarea de erigir varios estadios para la cita mundialista.

Un número importante de migrantes de Nepal, Sri Lanka, India, Pakistán y Bangladesh entre otros países, viajan al emirato para trabajar en la construcción de los estadios donde se celebrarán los partidos, además de infraestructura como son hoteles, aeropuertos o líneas de transporte.

De acuerdo con la publicación, las cifras fueron obtenidas mediante registros que llevan a cabo estos 5 países, sin contar los últimos meses de 2020 y lo que va de 2021, además de trabajadores de otras nacionalidades como los procedentes de Kenia o Filipinas, por lo que la cifra es mayor.

India es el país que cuenta el mayor número de fallecidos con 2 mil 711, seguida por Nepal (1.641), Bangladesh (1.018), Pakistán (824) y Sri Lanka (557). Los autores de la investigación indican que es imposible saber cuántos de estos accidentes laborales se han producido en obras en marcha por la propia organización del mundial, que solo reconoce 37 fallecimientos, de los que 34 “no estarían relacionados con el trabajo”.

El director de FairSquare Projects, Nick McGeehan, quien encabeza una organización de abogados expertos en derechos laborales en los países del Golfo Pérsico, señala que  “una proporción muy significativa” de los fallecidos fueron únicamente por las obras del Mundial “es probable que muchos trabajadores hayan muerto en estos proyectos de infraestructura para la Copa del Mundo”.

La mayoría son catalogados como “muertes naturales”, motivadas por fallos cardíacos o respiratorios, y sin realizar autopsias al cadáver, aunque también se han registrado suicidios o muertes por accidente de tráfico..

El Gobierno de Catar explicó en un comunicado dirigido al periódico que el número de muertes “es proporcionado al tamaño de la fuerza de trabajo migrante” y que en las cifras se incluyen trabajadores que mueren por causas naturales después de vivir muchos años en el emirato.

“Sin embargo, toda muerte es una tragedia y no se ahorra ningún esfuerzo en intentar prevenir cada muerte en nuestro país”, dice el comunicado del gobierno de un país como Catar, que  cuenta con más de 2 millones de migrantes trabajando en el país.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here