Según el líder del movimiento libanés Hezbolá, Hasán Nasrallah, Irán destruirá a Arabia Saudita en caso de guerra, y llamó al reino a no apostar por una guerra contra Irán “porque les destruirá”.

Nasrallah  se dirigió  en discurso televisado a los dirigentes saudiárabes y les dijo que “su casa está hecha de vidrio y su economía está hecha de vidrio. Al igual que las ciudades de vidrio en los Emiratos Árabes Unidos”, precisando que la República Islámica puede superar todas las amenazas, ya que el pueblo iraní está unido.

De paso, el dirigente de Hezbolá instó a Arabia Saudita y los Emiratos Árabes a detener la guerra en Yemen en lugar de comprar más defensas aéreas.

El embajador de Arabia Saudita en Alemania, Faisal bin Farhan Al Saúd, destacó por su parte que su país considera todas opciones contra Irán tras acusarlo de perpetrar un ataque con drones contra 2 refinerías de la compañía Saudi Aramco, hace una semana.

En cambio, el ministro de Exteriores de Irán, Mohammad Javad Zarif, asegura que no es su país quien promueve un conflicto armado, sino los aliados de Estados Unidos, a los que se refirió como el “Grupo B”, formado por el príncipe heredero saudita, Mohamed bin Salmán, el príncipe heredero de EAU, Mohammed bin Zayed Al Nahyan, y el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, debido a las iniciales de sus nombres o apellidos.

Zarif subrayó que aunque su país no quiere involucrarse en una guerra, se verá obligado a hacerlo si el pueblo iraní está en peligro, añadiendo que “Irán no tiene ansias de guerra, pero defenderemos, como siempre hemos defendido, a nuestro pueblo y nuestra nación”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here