El asunto del robo de combustible y las acciones tomadas por el gobierno para combatirlo al iniciar este año, fueron temas centrales de la conferencia mañanera de este martes por parte del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Por lo pronto, y ante los cuestionamientos entre la opinión pública y medios de comunicación sobre el desabasto del combustible, el mandatario aseguró que  el plan puesto en operación por las autoridades para combatir el problema ha generado el equivalente a 2 mil 500 millones de pesos en gasolina no robada.

Precisó que el robo de pipas diariamente pasó de 787 a 177 y que se trata de “ 610 pipas menos diariamente. En total se han robado, desde que iniciamos el plan, 8 mil 540 pipas menos”.

Mencionó que personal del Ejército ubicó una instalación clandestina dentro de la refinería de Salamanca, en donde se permitía el robo de combustible, ilícito en el que “de los tanques de gasolina a un depósito a las afueras de la refinería había una manguera de 3 kilómetros”.

El presidente ratificó que será personal militar quien continúe las labores de vigilancia de las pipas hasta que se normalice la  distribución en el marco de un plan contra el robo de combustible, en el que participan al menos 15 dependencias federales, incluida la participación de personal castrense en las instalaciones estratégicas de Pemex.

Durante la conferencia de hoy saltó el nombre del General Eduardo León Trauwitz, exjefe de la Subdirección de Salvaguarda Estratégica de Pemex y jefe de escoltas de Enrique Peña Nieto en el Estado de México, está bajo investigación por el saqueo de combustibles, y ante la pregunta de un reportero, López Obrador mencionó que “está en una lista de personas que se investigan con relación a esto, sin que haya todavía nada definitivo.”

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here