Marisa Papen, modelo belga identificada con Playboy, fue arrestada tras hacer una sesión fotográfica en la que posó desnuda en calles del Vaticano.

La mujer escribió el pasado lunes en su página web un relato de su experiencia, bajo el título de ”En la ciudad de los policías y las iglesias”, y publicó las fotos que logró tomar.

En una de esas imágenes, Papen cruza desnuda una calle en el Vaticano arrastrando consigo una cruz de madera, mientras que en otra foto está sentada sobre una pila de libros sagrados en la plaza de San Pedro.

“Estoy justo a punto de ponerme los pantalones cuando de repente 2 coches policiales conducen rápidamente hacia nosotros. Otros 4 agentes se acercan a nosotros corriendo, sosteniendo sus porras con firmeza: ¡Pasaporte, por favor!”, refiere en su relato.

Papen y el fotógrafo australiano Jesse Walker fueron detenidos durante 10 horas.

En la publicación, la modelo manifestó su opinión negativa acerca de las instituciones religiosas. “Imagine si el Vaticano fuera un lugar que realmente ayudara a la gente, si todas estas grandes iglesias abrieran sus puertas para las personas necesitadas. Para alimentarlos y darles albergue. Un verdadero lugar de luz, amor y calor”, afirmó. En su opinión, la iglesia representa hoy una industria multimillonaria “basada en mentiras,asesinato y robo”.

Papen desató en julio un escándalo al publicar en su cuenta de Facebook una instantánea en la que posaba desnuda, tendida sobre una silla blanca, en las proximidades del Muro de los Lamentos, en Jerusalén.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here