Este viernes 24 de enero comenzó a operar el módulo de Sí al desarme, sí a la paz en Milpa Alta, en la Parroquia de la Asunción de María,  donde la población podrá acudir a canjear sus armas de fuego por dinero en efectivo hasta el 6 de febrero.

La secretaria de Gobierno de la Ciudad de México, Rosa Icela Rodríguez, señaló que esta acción social busca sacar estos artefactos bélicos de los hogares y calles y prevenir accidentes fatales, “las armas no son un juego”, dijo.

La servidora pública mencionó que con esta estrategia, en 2019 se logró la recuperación y destrucción de 4 mil 768 armas de fuego, 3 mil 609 cortas, 857 largas y 302 granadas, que la gente tenía en sus hogares y entregó voluntariamente en las 16 alcaldías.

En tanto para este 2020, en el primer día de desarme, fueron entregadas 14 armas de fuego, 13 de las cuales fueron cortas y 1 larga, además de 778 cartuchos.

Lo que hacemos en este programa, dijo, es tocar las puertas de las casas, entregar un volante e invitar a la población para que participe en el canje de sus armas de fuego por dinero en efectivo, el cual es  totalmente voluntario, anónimo y no se hace ninguna investigación sobre la procedencia de las armas.

Atribuyó el éxito del programa a la labor de difusión que realizan casa por casa los promotores de la paz de la Dirección General de Gobierno de la Secretaría de Gobierno y del Instituto de la Juventud, así como a la coordinación de los tres niveles de gobierno, que colaboran en Sí al desarme, sí a la paz.

Agradeció a la Secretaría de la Defensa Nacional su participación en la destrucción de armas en los módulos, y a la Secretaría de Seguridad Ciudadana local, la valoración de las armas de fuego que entrega la ciudadanía.

En esta estrategia también colaboran las secretarías de Inclusión y Bienestar Social; de las Mujeres; de Educación, Ciencia Tecnología e Innovación; el Consejo Ciudadano para la Seguridad y la Justicia de la capital, así como el DIF de la Ciudad de México, cuyo personal se encuentra a cargo del intercambio de juguetes bélicos por didácticos.

Rodríguez destacó que uno de los objetivos de esta acción es promover la cultura de la paz entre la población, por lo que llamó a vecinas y vecinos a pasar la voz del programa. El módulo se instaló en el atrio de la Parroquia de la Asunción de María, ubicada en avenida México Norte, Villa Milpa Alta, donde brinda servicio de lunes a viernes en un horario de 10 a 14 horas.

Por su parte el alcalde de Milpa Alta, José Octavio Rivero, comentó que su gobierno apoya la implementación de Sí al desarme, sí a la paz, ya que con ella se contribuye a salvaguardar la integridad de las familias, al retirar las armas de fuego de los hogares: “Ya no queremos más armas”, señaló.

En tanto, el presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México, Salvador Guerrero Chiprés, recordó que con las dos toneladas de material ferroso producto de las armas recolectadas y destruidas en 2019, se elaborará la escultura de Sí al desarme, sí a la paz que se colorará en avenida Paseo de la Reforma.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here