La capital española de Madrid acoge desde este lunes 2 de diciembre y hasta el día 13, la cumbre sobre cambio climático conocida como COP 25, donde se reúnen cerca de 200 jefes de gobierno y estado para tomar decisiones trascendentales para mitigar los efectos del cambio climático.

COP 25 es la reunión de representantes de los países firmantes del Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático que se acordó en 1992 y entró en vigor 2 años después. Se conoce como COP a este tipo de reuniones. la primera COP se celebró en Berlín en 1995.

Debido a que la Convención tenía límites no vinculantes sobre las emisiones de gases de efecto invernadero de los países y no había un mecanismo de cumplimiento, se negociaron extensiones de este tratado durante las COP recientes como sucedió con el Acuerdo de París de 2015.

El pacto parisino fijó el compromiso de los países de intensificar los esfuerzos para limitar el calentamiento global a 1,5°C por encima de las temperaturas preindustriales; también se fijó impulsar el financiamiento de la acción contra el cambio climático.

Los objetivos de la COP son Monitorear el cumplimiento de la Convención y del Acuerdo de París; realizar un estado de situación de las pérdidas y daños derivados de los impactos del cambio climático; evaluar la adaptación al cambio climático y sus efectos; revisar el apoyo financiero de los países industrializados y la transferencia tecnológica necesarios para hacerle frente; y la puesta a punto de la situación de los países en desarrollo más vulnerables al cambio climático.

Durante esta reunión se busca reglamentar el Acuerdo de París y sentar bases sobre de qué manera y con qué elementos, los países cumplirán sus compromisos de no superar 1,5ºC el aumento de temperaturas globales y alcanzar un balance neto 0 de emisiones de gases de efecto invernadero en la segunda mitad del presente siglo.

Con los compromisos actuales se espera que las temperaturas globales aumenten entre 3.4 y 3.9°C este siglo, lo que traería impactos climáticos destructivos de gran alcance. Según la ONU, se necesitan reducciones de las emisiones del 7,6% anual desde 2020 hasta 2030 para cumplir el objetivo acordado internacionalmente de limitar el aumento de las temperaturas a 1,5 °C en comparación con niveles preindustriales.

El evento de este 2019 se realiza en tiempos en los que los expertos lanzan cada vez mayores voces de alarma por la evidencia de los impactos del cambio climático, que se ven en los reflejan en eventos meteorológicos extremos. Las emisiones de gases causantes del efecto invernadero siguen aumentando.

Los gases han llegado a cifras récord y la ONU explica que de persistir la tendencia a largo plazo significaría que las generaciones futuras enfrentarían impactos cada vez más severos del cambio climático, como  son altas temperaturas, olas de calor más frecuentes, stréss hídrico, aumento del nivel del mar y destrucción de ecosistemas marinos y terrestres

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here