La empresa automotriz sueca Volvo Cars anunció esta semana que limitará la velocidad de sus nuevos vehículos a 180 kilómetros por hora a partir del año 2020, en el marco de su programa ‘Vision 2020’, que busca bajar a cero la mortalidad en sus automóviles.

Hakan Samuelsson, director ejecutivo de Volvo, explicó que la marca tiene una reputación de producir coches seguros, y que “Volvo es un líder en seguridad: siempre lo hemos sido y siempre lo seremos. Aunque la limitación de velocidad no es la cura para todo, merece la pena hacerlo si podemos salvar una vida”.

La armadora investiga cómo una combinación de controles inteligentes de velocidad y tecnología de georreferenciación podría limitar automáticamente la velocidad cuando se circule cerca de colegios y hospitales.

Volvo también quiere luchar contra otras causas principales de muerte en la carretera, como son intoxicaciones por consumo de alcohol y drogas, y distracciones al volante.

Samuelsson agregó que buscan discutir “si los fabricantes de automóviles tienen el derecho o quizás incluso la obligación de instalar tecnologías en los coches que cambien el comportamiento de sus conductores, para combatir cosas como el exceso de velocidad, las intoxicaciones o las distracciones”.

Volvo presentará en la ciudad sueca de Gotemburgo sus ideas para abordar estas problemáticas el 20 de marzo venidero.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here