Luego de que la relatora de Naciones Unidas que encabeza las investigaciones sobre el asesinato, Agnes Callamard, declarara que el periodista saudí  Jamal Khashoggi fue “víctima de un asesinato brutal y premeditado, planificado y perpetrado por funcionarios de Arabia Saudí”, el canciller de Ryad, Adel  al Jubeir, dijo que el príncipe heredero del país, Mohamed bin Salmán, no ordenó el asesinato.

Callamard presentará su informe final en junio ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, y  dijoque las investigaciones de su equipo son “un paso necesario, entre otros, para revelar la verdad y una rendición de cuentas formal”.

“Sabemos que el príncipe heredero no ordenó el asesinato de Khashoggi”, dijo el funcionario, al negar más comentarios sobre informes del New York Times en este sentido.

Al Jubeir calificó de “ridículo” que otros países intenten dar órdenes a las autoridades saudíes sobre la investigación del caso, y defendió que el sistema judicial está comprometido con la rendición de cuentas. “Culparlo es cruzar ‘una línea roja”, advirtió.

El canciller saudí dijo que esperaba se pronuncie el Congreso de Estados Unidos sobre el asunto hasta la publicación de los resultados de las investigaciones por parte de Ryad.

El príncipe heredero, Mohamed bin Salman, aseguró en una conversación que mantuvo en 2017 que usaría “una bala” contra el periodista Jamal Khashoggi, asesinado en octubre de 2018, si este no volvía al reino y dejaba de criticar a las autoridades de Arabia Saudí, informó el viernes The New York Times.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here