El Senado chileno dio luz verde anoche  al proyecto de retiro de 10 % de los fondos acumulados de capitalización individual de las Administradoras de Fondos de Pensiones como medida emergente ante la crisis generada por el coronavirus tanto en el aspecto sanitario como en el económico.

La propuesta fue aprobada con 29 votos a favor, 13 en contra y una abstención, luego de varias horas de debate, y este jueves, el proyecto regresa a la Cámara de Diputados donde ya fue avalada la semana pasada, para revisión y análisis de las adiciones y enmiendas hechas por el Senado. Una vez aprobado, será enviado al presidente Sebastián Piñera para su promulgación, aunque el mandatario tiene la opción de vetar dicha ley

El retiro máximo es de 5 mil 604 dólares y el mínimo de unos 1.300 dólares. Si el monto es menor, se podrá retirar lo que hay acumulado. Los fondos se consideran intangibles para efecto legal y no serán susceptibles a retención, descuento, compensación legal o contractual, embargo, o cualquier forma de afectación judicial o administrativa.

Más aún, los fondos retirados no constituirán renta o remuneración para ningún efecto legal, serán pagados en forma íntegra y no estarán afectos a comisiones o descuento alguno por parte de las Administradoras.

Los recursos retirados se transferirán a una cuenta bancaria, a una institución financiera o a una caja de compensación y se abonará hasta en 2 cuotas. La mitad del dinero se entregará en los próximos 10 días como máximo a partir de la solicitud, y la segunda parte se abonará en los 30 días siguientes.

La solicitud no tendrá costo y el retiro se podrá hacer hasta después de un año de publicada la reforma constitucional, a través de plataformas digitales o telefónicas, y de manera presencial.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here