La ciudad-estado de Singapur se ha convertido en el primer país que da luz verde a venta de bocaditos de pollo elaborados mediante el cultivo de células para evitar el sacrificio de animales.

De acuerdo con la compañía Eat Just, fabricante de estos bocadillos, las autoridades del país asiático aprobaron la regulación que abre la puerta a la venta de carne cultivada en laboratorio y se convierte en el primero en permitir este producto.

Esta compañía tiene su sede en la ciudad estadounidense de San Francisco, y podrá vender en Singapur los bocaditos de pollo elaborados a través del cultivo de células y que evita el sacrificio de animales.

Según Eat Just, la Agencia para la Seguridad Alimenticia de Singapur realizó un análisis sobre el producto para asegurar que es un alimento apto para el consumo, y derivado de ello, se ha creado la marca good meat para el comercio en el país asiático.

Josh Tetrick, director ejecutivo de Eat Just, dijo estar seguro de que la aprobación regulatoria en Singapur para la carne cultivada “será seguida por muchos otros países”

La empresa asegura que su producto es “más saludable” y sostenible que la carne de pollo animal, y menciona que sus científicos y expertos han trabajado durante meses para elaborar la documentación sobre el proceso de producción.

Más aún, apunta que “se incluyeron detalles sobre la pureza, identidad y estabilidad de las células de pollo durante el proceso de fabricación, así como una descripción detallada del proceso de elaboración que demostró que el pollo cultivado recolectado cumplía con los controles de calidad del riguroso sistema de control de seguridad alimentaria”.

Eat Just también anunció un plan para construir y operar una planta de producción en Singapur para satisfacer la demanda de su producto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here