De manera unánime con 127 votos a favor, el Senado de la República aprobó el histórico dictamen de reformas constitucionales que darán origen a la polémica Guardia Nacional.

Luego de 12 años en los que las fuerzas armadas fueron lanzadas a una tarea para la que no estaban preparados ni profesional ni legalmente, se les dota por fin de un marco constitucional para tareas de seguridad pública en las calles.

La minuta aprobada este jueves en el Plno para ser turnada a la Cámara de Diputados, precisa que dichas tareas de seguridad tendrán una duración de 5 años, tras el cual deberán regresar a los cuarteles.

El ordenamiento garantiza que el mando de la Guardia quede en manos de civiles. a través de una Coordinación Interinstitucional que incluirá mandos militares y civiles, que deberá entregar un informe anual al Senado sobre su labor..

También se crearán leyes complementarias para regular el uso de la fuerza bajo estándares internacionales de “proporcionalidad y excepcionalidad” para la Guardia Nacional.

Se trata del primer acuerdo legislativo alcanzado unánimemente por los diferentes partidos políticos, por ello, los legisladores coincidieron en que es una decisión histórica.

Organizaciones civiles integradas en el colectivo Seguridad Sin Guerra, uno de los principales opositores a la creación de la Guardia Nacional, celebraron las modificaciones al dictamen aprobado esta tarde, y dijeron” en voz del defensor de derechos humanos Édgar Cortés, que “podemos decir con mucha claridad que es un resultado y un triunfo de la sociedad civil”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here