El Consejo Universitario de la UNAM aprobó crear 2 licenciaturas: Ciencias de Datos y Química e Ingeniería en Materiales, las número 126 y 127 que ofrecerá esta casa de estudios. El Instituto de Investigaciones en Matemáticas Aplicadas y en Sistemas es responsable de la primera y las facultades de Ciencia, de Estudios Superiores  Aragón y Cuautitlán, serán participantes; la segunda licenciatura se impartirá en la Facultad de Química, y el Instituto de Investigaciones en Materiales será entidad participante.

Los profesionales de la licenciatura en Ciencias de Datos serán capaces de seleccionar, preparar, analizar, evaluar y comunicar cantidades masivas de datos de cualquier tipo, de manera ética y responsable para la toma de decisiones inteligentes y la resolución de problemas complejos en los sectores científicos, tecnológicos, empresariales y sociales.

La UNAM será la única institución pública en tener esta oferta a nivel centro y norte del país. En el extranjero existen más de 30 licenciaturas similares, pero son propuestas en ciencias de la computación, estadística y un área de aplicación a elegir.

Estos profesionistas podrán ocupar uno de los 2.72 millones de puestos de trabajo que se abrirán en esta área para 2020, de acuerdo con Business Higher Education Forum & PwC Professional.

En México, el portal de empleo “Bumeran” afirma que las vacantes para ellos crecerán 2% en la próxima década, y sitúa a estos profesionales en el primer sitio de las 5 carreras que serán más requeridas en ese periodo.

La licenciatura en Ciencias de Datos será de acceso indirecto. Podrán cursarla alumnos que acrediten los primeros cuatro semestres en carreras afines en la Universidad como Actuaría, Ciencias de la Computación, Ingeniería en Computación, Matemáticas Aplicadas y Computación.

El acceso al plan de estudios será a partir del quinto semestre para cubrir un total de ocho semestres durante los que estudiarán 24 asignaturas –20 obligatorias y cuatro optativas–, constituyendo un total de 186 créditos. Para ser aceptados, los aspirantes también deberán ser alumnos regulares, tener promedio mínimo de 8, aprobar el examen diagnóstico y realizar un par de entrevistas con un comité académico y con el coordinador de la carrera. Además, contar con el nivel A2 del idioma inglés en el Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas, o su equivalente.

La licenciatura de Química e Ingeniería en Materiales tiene la misión de formar profesionales de excelencia con amplias capacidades en ciencia y tecnología químicas, comprometidos con aportar valor a la sociedad, en el marco del desarrollo sustentable del país.

En México no existe actualmente una carrera que proporcione la formación integral en ciencias de los materiales con conocimientos en química orgánica e inorgánica para la obtención de materiales metálicos, la síntesis de materiales polímeros y cerámicos, así como de materiales compuestos.

“Muchos de los avances tecnológicos que han transformado nuestra vida diaria se basan en el desarrollo de nuevos materiales y sus aplicaciones. Por ejemplo, cada día es más evidente que deben encontrarse materiales plásticos biodegradables en el corto plazo, baterías recargables con mayor capacidad de periodos de carga y de bajo costo, o dada la explosiva comercialización de dispositivos con pantallas táctiles, lograr que para su fabricación no se consuman grandes cantidades de elementos de poca disponibilidad como son las tierras raras”, señala el proyecto.

Se trata de un plan de estudios multidisciplinario, que busca formar profesionistas que generen la tecnología e infraestructura requerida en el país. Deberá cursarse en nueve semestres para cubrir 53 asignaturas y un total de 410 créditos.

El proyecto indica que de acuerdo a resultados del Instituto Mexicano para la Competitividad, en 2018 la licenciatura de Química fue una de las de mejores opciones laborales y se mantendrá así en próximos años, con una tasa de empleo del 100%. Sus egresados pueden desarrollarse en diferentes ramos de la industria.

Por otro lado, el máximo órgano colegiado de la Universidad avaló la creación de las especializaciones en Derecho Energético y Derecho Sanitario, que se adicionan al Programa Único de Especializaciones en Derecho. Ambos planes de estudio se impartirán en la modalidad presencial. Tendrán una duración de tres semestres, en los que los estudiantes cubrirán 12 actividades académicas con un total de 72 créditos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here