Sin mayores contratiempos, la Comisión de Puntos Constitucionales, aprobó sin cambios y por unanimidad de 27 votos, la minuta que crea la Guardia Nacional, devuelta por el Senado de la República. El documento que reforma, adiciona y deroga diversas disposiciones de los artículos 10, 16, 21, 31, 35, 36, 73, 76,78 y 89 de la Constitución, será sometido al Pleno de la Cámara de Diputados para su discusión y votación.

En el dictamen destaca que la Federación contará con una institución policial civil denominada Guardia Nacional con elementos de la Policía Federal, Militar y Naval, adscrita a la secretaría del ramo de seguridad pública, que formulará la Estrategia Nacional en la materia.

La formación y el desempeño de los integrantes de la Guardia y de las demás instituciones policiales se regirán por una doctrina policial fundada en el servicio a la sociedad, la disciplina, el respeto y los derechos humanos.

Establece la facultad del Congreso Unión para expedir leyes que con respeto a las garantías de las personas, fijen las bases de coordinación entre la Federación, estados y municipios; organicen la Guardia Nacional y demás instituciones de seguridad pública en materia federal, de conformidad con lo establecido en el artículo 21 de la Constitución, así como la Ley Nacional sobre el Uso de la Fuerza, y la Ley Nacional del Registro de Detenciones.

En los transitorios, la minuta detalla que durante los 5 años siguientes a la entrada en vigor del decreto, en tanto la Guardia Nacional desarrolla su estructura, capacidades e implantación territorial, el Presidente de la República podrá disponer de la Fuerza Armada permanente en tareas de seguridad pública.

Subraya que los Ejecutivos de los estados presentarán ante el Consejo Nacional de Seguridad Pública en un plazo no mayor a 180 días a partir de la entrada en vigor del decreto, el diagnóstico y programa para el fortalecimiento del estado de fuerza y las capacidades institucionales de sus respectivos cuerpos policiales, estatales y municipales.

El Congreso de la Unión, dentro de los 60 días naturales siguientes a la entrada en vigor del decreto, expedirá la Ley de la Guardia Nacional, así como las leyes nacionales que reglamenten el uso de la fuerza y del registro de detenciones, dentro de los 90 días naturales.

Agrega que el Senado tendrá la facultad de analizar y aprobar el informe anual que el Ejecutivo Federal le presente sobre las actividades de la Guardia Nacional. Asimismo, analizará y aprobará la Estrategia Nacional de Seguridad Pública.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here