En el marco del acuerdo para realizar cambios al Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá, la American Chamber México aseguró que para las empresas que la conforman, el País es un socio estratégico y de largo plazo.

En un comunicado, celebró los avances hacia la ratificación final del T-MEC, así como la cooperación continua entre la iniciativa privada y los Gobiernos de los países involucrados.

“Como representantes de la comunidad binacional de negocios, lo vemos como una señal inequívoca del valor de la integración comercial, la colaboración y la competitividad de Norteamérica, particularmente entre México y Estados Unidos, como principales socios comerciales”, señaló el organismo.

Por otra parte, General Motors y Ford, los 2 principales fabricantes de automóviles de Estados Unidos, avalaron la firma del acuerdo de libre comercio México-Canadá-Estados Unidos, y llamaron al capitolio a ratiticarlo lo antes posible.

GM dijo en un comunicado que el T-MEC es fundamental para que el sector del automóvil pueda competir y modernizarse, mientras que Ford subrayó que el tratado permite que “el sector del automóvil sea competitivo globalmente, fomenta el I+D en esta nueva era de movilidad y proporciona un marco para puestos de trabajo con buenos salarios en Estados Unidos”.

El T-MEC establece que para que los vehículos que se vendan en Norteamérica puedan venderse sin aranceles requieren un contenido regional de 75%, y que el 40% del costo de los coches y el 45% de las camionetas ligeras tenga su origen en plantas que paguen salarios de 16 dólares la hora. Más aún, 70% del acero y el aluminio que se utilice debe ser de los socios de la región, y 7 componentes principales del automóvil tienen que ser manufacturados en la zona.

En el marco del nuevo T-MEC, cuando haya problemas en la elección de un dirigente sindical o en la aprobación de un contrato colectivo se puede activar un panel de expertos para dirimir las diferencias.

México aceptó la creación de paneles arbitrales laborales, como parte de los acuerdos en el T-MEC. La Oficina del Representante comercial de Estados Unidos tuiteó que el capítulo laboral del T-MEC incluye las obligaciones laborales y las hace exigibles. El subsecretario para América del Norte, Jesús Seade, aseguró que no habrá revisiones por parte de Estados Unidos en las fábricas instaladas en México.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here