Los casos de Covid-19 siguen proliferando entre los equipos de fútbol americano en Estados Unidos, y de acuerdo con la Liga, ahora los conjuntos de la NFL deberán someterse a protocolos intensivos a partir del sábado que viene, con el objetivo de mitigar los riesgos de contagio.

El brote de coronavirus registra un incremento de casos en la Unión Americana y como medida preventiva, la Liga ordenó el uso de cubrebocas en todo momento en los centros de entrenamiento de los equipos, incluso en la sala de pesas y en las prácticas.

Apenas el pasado martes, la Liga dio cuenta de 17 nuevos positivos de jugadores y 35 del personal en las pruebas realizadas del 8 al 14 de noviembre, lo que llevó el total de casos en la NFL a 95 jugadores y 175 empleados desde el 1 de agosto, sin contar los positivos de la semana en curso. Al menos 28 equipos han estado en protocolos intensivos en algún momento y 16 los han aplicado más de una ocasión.

Los únicos equipos que no han estado en los protocolos intensivos han sido los Jets de Nueva York, Los Bucaneros de Tampa, los Halcones Marinos de Seattle y el equipo de Washington

La NFL advierte que las reuniones deberán realizarse de manera virtual o en lugares grandes al aire libre que sean aprobados por la liga, en tanto que las comidas serán para llevar con el fin de evitar que jugadores y empleados se congreguen en las cafeterías. Más aún, se limitará el tiempo en los vestuarios.

En un memorándum obtenido por la agencia noticiosa AP, entregado a los equipos por el comisionado Roger Goodell, se dice que los equipos que han operado bajo los estrictos protocolos han reducido el contacto cercano casi al 50% desde la Semana 5 de la temporada regular.

Goodell advierte que “las próximas festividades que inician con el Día de Acción de Gracias la próxima semana conllevarán un nuevo riesgo de exposición que tenemos que enfrentar. Debido a que tenemos un avanzado programa de pruebas diarias, sabemos cuándo el virus entra en las instalaciones, lo que acentúa la importancia del rastreo de contacto y otros pasos para reducir al mínimo el acercamiento en el centro de prácticas”.

Jeff Miller, vicepresidente de comunicaciones, asuntos y políticas públicas de la liga, señala que “el mayor motivador que encuentro cuando hablamos con los clubes sobre esto es simplemente que, si no están cumpliendo con los protocolos de la mascarilla o si por algún motivo alguien la olvidó o algo así, es mucho más probable que se identifiquen como contactos de alto riesgo que en otras situaciones”.

Añade que “entonces cuando este jugador o entrenador tiene que abandonar el ambiente del equipo durante 5 días debido a que tenía la mascarilla abajo, es una lección aprendida en las instalaciones.”

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here