El secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, afirmó que la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador tiene por objetivo trabajar con honestidad, desterrando la corrupción para incrementar la infraestructura con el apoyo de la iniciativa privada, a fin de contar con una red eficiente, moderna y sustentable que comunique a todos los mexicanos.

En reunión con la comunidad libanesa, acompañado del embajador de Líbano en México, Sami Nmeir, y del presidente del Centro Libanés, Tufic Neme Martínez, el titular de la SCT destacó que la red de comunicaciones y transportes debe apoyar el desarrollo económico, el bienestar y sacar de la exclusión a los mexicanos alejados del progreso, con los que tenemos una deuda histórica.

En su ponencia, Jiménez Espriú precisó que en los próximos 2 años se detonará una inversión de 100 mil millones de pesos en autopistas; se planea la participación decidida de la iniciativa privada para hacer grandes obras, donde haya rentabilidad.

Este año, agregó, se iniciará con 5 “desdoblamientos” con inversión de 21 mil millones de pesos, para que los concesionarios que ya tienen carreteras construyan otras más con la misma cantidad de kilómetros.

Explicó la necesidad de conservar la infraestructura que se tiene, porque se trata de una inversión enorme del pueblo de México, y dijo que hay varios proyectos prioritarios y estratégicos, en las que se tendrá como objetivo el desarrollo regional, como la instalación del Organismo para desarrollar el Istmo de Tehuantepec, el Tren Maya, que irá desde Palenque hasta Cancún y apoyar a 350 cabeceras municipales que hoy no disponen de camino pavimentado.

Jiménez Espriú resaltó que debe resolverse el problema de saturación que registra el aeropuerto de la Ciudad de México. Luego de la cancelación del proyecto de Texcoco, se atenderá la demanda con los aeropuertos de Toluca, de Santa Lucía y la terminal aérea capitalina, con una operación eficiente y el uso de tecnología satelital.

En telecomunicaciones, el reto es llevar Internet de banda ancha a poblados de pocos habitantes y con una orografía complicada. Refirió que en 930 poblaciones hay 69 por ciento de los usuarios comunicados; otro 25 por ciento en 84 mil poblaciones, y el 9 por ciento ubicado en 173 mil poblados de difícil acceso, está incomunicado.

En aquellos lugares en donde es verdaderamente difícil e inconveniente, desde el punto de vista económico, el presidente ha indicado la necesidad de constituir una empresa pública que se encargue de la última milla, para llevar las telecomunicaciones a esos poblados.

Por su parte, Tufic Neme Martínez manifestó que la comunidad libanesa siempre ha estado y está dispuesta a colaborar en el desarrollo y el bienestar del país y en apoyar a quien lo necesite.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here