Luego de la pompa y las extrañas circunstancias en las que se dieron las cosas tras la muerte en Florida del cantante mexicano José José, los familiares del artista asentados en México encabezaron las honras fúnebres dedicadas por millares de personas desde la mañana de este miércoles que el féretro dorado con cenizas del Príncipe de la Canción llegó a la capital del país a bordo de un avión del Ejército mexicano.

La elegante carroza destinada para los recorridos proporcionada por la casa funeraria recorrió diversas arterias de la ciudad entre la mirada atenta de muchos seguidores y curiosos, hasta su primera parada en el palacio de Bellas Artes donde se sucedieron varias guardias de honor amén de que el pueblo que siempre lo quiso, acudió al lugar para presentar sus respetos y despedirse.

Su exesposa Anel y sus hijos José y Joel se mantuvieron todo el tiempo al frente de las exequias, y como se tenía previsto, el féretro fue trasladado entre vítores y muestras de afecto para la ceremonia luctuosa en honor al cantante mexicano en la Basílica de Guadalupe, donde una multitud de seguidores abarrotó el interior y exterior delv templo mariano.

Admiradores, amigos y familiares, asistieron a la celebración religiosa, y fue monseñor Gustavo Moreno Bravoel encargado de oficiar la misa, en donde se evocaron algunos pasajes de la vida del “El Príncipe de la Canción” como ser humano, además de varios pasajes bíblicos encaminados a recordar la unidad y los valores familiares.

En un momento de la misa para honrar el trabajo musical de “El Príncipe” se entonó el tema Amar y Querer, el cual fue uno de los tantos éxitos del intérprete mexicano. Al final de la ceremonia, Marysol Sosa, en un gesto de amor a su padre, entonó Cara a Cara, acompañada de una estudiantina.

Sin incidentes qué lamentar, la caravana luctuosa salió de la Basílica una vez terminada la misa y emprendió un tercer trayecto por las calles y avenidas de la capital hasta dirigirse a la colonia Clavería donde el cantante vio la primera luz y vivió su infancia.

Las cenizas del cantante mexicano llegaron minutos antes de las 5 de la tarde hacia su trayecto final en el Panteón Francés, donde fueron sepultadas junto a los restos de su madre Margarita Ortiz.

Mientras sus seguidores entonan temas como El triste, Amar y querer, Me basta, Desesperado y Preso, al interior del panteón se lleva a cabo una ceremonia privada con familiares y amigos íntimos del artista.

Cientos de personas aguardaron en las inmediaciones del cementerio ubicado en la colonia Legaría para decirle adiós al ídolo de la música romántica. Algunos pudieron ingresar al panteón al igual que los medios de comunicación, a quienes José Joel agradeció su labor en una breve alocución, luego de que su hermana Marysol su madre Anel también hicieran uso de la palabra.

Un grande de la canción descansa en paz, por fin, 10 días después de su muerte. Ahora viene enterarse por diversos medios, qué fue exactamente lo que sucedió tras la muerte de José José, el misterio de las horas posteriores al fallecimiento, las actitudes de su hija Sara, y el manejo que se hizo de las cosas por parte de los 3 hijos y su viuda.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here