La variación mutante del coronavirus que habría infectado a visones de criadero en Dinamarca no solo deriva en la indicación de las autoridades para sacrificar a millones de esos animales, sino que mas de un cuarto de millón de daneses han iniciado una cuarentena en una región del norte del país nórdico.

Se trata de 7 municipios del norte de Dinamarca con un total de 280 mil habitantes que suspenden por unos días sus actividades deportivas y culturales, además de un parón en el transporte público y el cierre de límites regionales.

Solo quienes cumplen “funciones cruciales”, como agentes de policía y de salud pública, pueden cruzar los límites municipales, y se ha pedido a los habitantes a realizarse la prueba del coronavirus.

Este sábado cerrarán los restaurantes y a partir del lunes los alumnos a partir del quinto grado pasarán a la escuela a distancia Según la primera ministra Mette Frederiksen, la medida es necesaria para contener el virus, luego de que hace 2 días el gobierno ordenó sacrificar los 15 millones de visones de los 1.139 criaderos del país europeo.

El ministro de Salud, Magnus Heunicke, aseguró que se encontró el virus mutante en 12 personas, y “debemos derribar totalmente esta variante del virus”. Al menos 216 de los 1.139 criaderos han reportado animales infectados.

Kaare Moelbak, del Statens Serum Institut, la agencia del gobierno que rastrea el virus en el país, dijo que la variación se registró en agosto y septiembre, y desde entonces no se han hallado mutaciones, de manera que no se sabe si “todavía existe”.

Las autoridades danesas no quieren correr riesgos, ya que el coronavirus evoluciona constantemente aunque hasta la fecha no existen indicios de que esas mutaciones signifiquen un peligro mayor para la gente.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here