Un juez federal de Washington aplazó la ejecución de Lisa Montgomery y la fijó para el 12 de enero, días antes de que el presidente Joe Biden asuma el poder en Estados Unidos.

La sentenciada por estrangular a una joven embarazada de 23 años y arrancarle el feto del vientre, es la primera mujer condenada a muerte en casi 60 años en la Unión Americana.

La inyección letal estaba programada para el 8 de diciembre pero sus abogados, Amy Harwell y Kelley Henry, solicitaron suspender la ejecución tras contraer covid-19.

La demora permitiría a la defensa obtener más tiempo para recuperarse de la enfermedad y presentar la petición de clemencia para Montgomery.

La abogada Sandra Babcock dijo que “el caso de la señora Montgomery presenta motivos convincentes de clemencia, entre ellos su historial como víctima de violación en banda, incesto y trata de niños con fines sexuales, así como su grave enfermedad mental”

Agrego que este recurso legal le permitiría a la reclusa tener la oportunidad de presentar su historial personal al presidente con el objetivo de que conmute su sentencia por la de cadena perpetua.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here