El gobierno de Arabia Saudita anunció que comenzará a emitir visas turísticas, con lo que decide abrirse a una actividad prácticamente vetada por el espíritu conservador del país.

En un comunicado Ahmed al Jateeb, director de la Comisión de Turismo y Patrimonio Nacional, dijo que “abrir Arabia Saudita a los turistas internacionales es un momento histórico para nuestro país”. Los visitantes quedarán sorprendidos al descubrir los tesoros que podemos compartir: cinco sitios clasificados como patrimonio mundial de la Unesco, una cultura local vibrante y una imponente belleza natural”.

Riad ofrecerá visas en línea a los ciudadanos de 49 países, dijo Al Jateeb, quien también explicó que las autoridades relajarán las normas de indumentaria para las mujeres extranjeras que podrán transitar sin abaya, túnica que las sauditas deben llevar en público de forma obligatoria. No obstante, se les exigirá a las visitantes extranjeras que lleven “vestimentas púdicas”.

La medida se enmarca dentro del objetivo del príncipe heredero Mohamed bin Salmán de diversificar los ingresos del país, dependiente casi exclusivamente del petróleo. Hasta ahora, Arabia Saudita solo concedía visas a peregrinos musulmanes que deseaban visitar La Meca o Medina, a trabajadores expatriados, que realizaran breves viajes de negocios o a quienes tuvieran familiares en el país.

Hace poco tiempo se permite también el ingreso a los espectadores de encuentros deportivos o eventos culturales, en un escenario en el que el desarrollo del turismo es uno de los principales ejes del programa de reformas “Visión 2030” del príncipe bin Salmán, quien intenta preparar a la mayor economía árabe para la era pospetróleo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here