Las inusuales lluvias registradas estos días en algunos puntos de Australia obligaron a las autoridades a desplegar fuerzas militares ante la presencia de combatir unas inundaciones sin precedentes.

El norte tropical de Australia reporta fuertes lluvias durante la temporada del monzón, pero el último diluvio superó los niveles normales, sobre todo en la ciudad costera de Townsville, se anegaron casas, escuelas y aeropuertos y llevaron aparecieron incluso cocodrilos en las calles.

Los militares distribuyeron sacos de arena y usaron vehículos de carga anfibios para rescatar a vecinos de sus tejados, mientras las lluvias del monzón inundaban el estado de Queensland y el servicio de meteorología adviertía sobre nuevas lluvias y el riesgo de tornados y vientos violentos en los próximos días.

Señaló que hay riesgo de que más de 20 mil viviendas se inunden si las precipitaciones persisten, y por lo pronto, escuelas y tribunales cerraron este lunes

Asimismo, miles de personas no tenían electricidad, y las autoridades se vieron obligadas el domingo a abrir las compuertas contra las inundaciones, provocando lo que llamaron corrientes de agua “peligrosas y de alta velocidad”.

En contraparte, Australia tuvo el mes de enero más caluroso desde que tiene registros, lo que agravó la sequía en el interior del este y sur del país, y favoreció los incendios forestales. Según expertos el cambio climático provocó un alza de las temperaturas, en tierra como en mar, lo que aumentó la cantidad de días muy calurosos y los riesgos de incendios. (Afp)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here