El presidente norteamericano Donald Trump visitó  una planta de Ford en la ciudad de Ypsilanti en  Michigan, donde se fabrican hoy dia ventiladores ante la pandemia de coronavirus.

El magnate no suele llevar mascarilla durante sus reuniones públicas, y al aparecer ante periodistas ensu visita, no hizo excepciones y tenía la cara descubierta.

Sin embargo, el presidente tuvo que usar mascarilla al ingresar a la planta como política de la armadora automovílistica de que los visitantes en sus fábricas deben usar tapabocas.

Trump se quito la mascarilla antes de en ontrarse cpnñps periodistas pues dijo, no quería “dar el placer a la prensa” de mostrarse con la cara cubierta.

El  inquilino de la Casa Blanca mostró una mascarilla de color azul oscuro con el logo presidencial, comentando que la había utilizado en otras partes de la planta.

“Fue muy agradable, se vio muy agradable”. “Esta es mi mascarilla aquí mismo. Y me gustó mucho”, dijo. “En realidad, sinceramente, creo que me veía mejor con ella”, expresó, como si fuese más un artículo cosmético que una forma de protección ante el coronavirus.

Añadió que  no necesitaba tapabocas, ya que tanto él como el resto de personas reunidas se habían sometido a las pruebas de coronavirus antes de su visita a la planta.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here