La compañía china de movilidad inteligente, WeRide, anunció el lanzamiento de una prueba de taxis autónomos en Guangzhou, capital de la provincia meridional de Guangdong.

La flotilla se conforma de docenas de automóviles de conducción autónoma de clase L4, llamados RoboTaxi, fue introducida en las carreteras, ocupando un área de 144 kilómetros cuadrados en la ciudad.

Los vehículos eléctricos de marca Nissan se equipan con los últimos software y hardware de conducción autónoma de WeRide. Son similares en apariencia a otros taxis propiedad del Grupo Taxi Baiyun de Guangzhou y utilizan los mismos taxímetros.

WeRide se asoció con la compañía de taxis más grande del sur de China en agosto para lanzar el negocio a partir de vehículos autónomos.

Los pasajeros pueden pedir uno de estos taxis a través de la aplicación “WeRideGo” desarrollada por la empresa. Decenas de personas habían reservado viajes el jueves.

Fundada en 2017 en Guangzhou, WeRide completó la financiación de la ronda A en octubre de 2018 con una inversión dirigida por Alliance RNM, una alianza entre Renault, Nissan y Mitsubishi. (Xinhua)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here