En la viña del señor todo es posible, hasta orar en un parquímetro.

Y es que frente a la parroquia de Madonna del Passo, en el municipio italiano de Avezzano, apareció un parquímetro muy especial, ya que los conductores no pueden pagar en efectivo o con una aplicación del móvil, ni con una tarjeta de crédito: la única ‘moneda’ que se acepta son oraciones.

El ‘precio’ del aparcamiento va desde 10 Avemarías por una hora de estacionamiento, hasta una novena entera por 5 horas.

Según el párroco Vincenzo De Mario, la idea se le ocurrió para animar a los feligreses a rezar, pues le preocupa que hoy en día la comunidad sea grande, pero la asistencia a la iglesia es baja.

“Va dirigido a todos. Los que ya participan están invitados a rezar, y para los que no asisten puede ser una oportunidad para reflexionar”, señala Don Vincenzo en un periódico local.

¿Y cómo se verifica que la tarifa está pagada? “El Señor y la Madonna lo van a controlar”, contesta el padre. (RT)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here