Pese a que contrajo coronavirus, el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, hizo una vez más caso omiso de las recomendaciones sanitarias y salió al encuentro de sus simpatizantes el pasado fin de semana

El ultraderechista recibió a un grupo de seguidores en los jardines del Palacio de la Alvorada, que es la residencia presidencial, pese a que no se ha recuperado de la enfermedad y debe mantener el confinamiento así como un aislamiento para no contagiar a otras personas.

El presidente cruzó el césped para saludar a sus simpatizantes que llegaron para solidarizarse y desearle una pronta recuperación, e incluso removió su mascarilla en varias oportunidades.

Bolsonaro intentó mantener distancia de alrededor de 2 metros, separado por un espejo de agua., pero varias de las personas con las que interactuó no usaban cubre cubrebocas, medida importante de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, para evitar la propagación de contagios.

Vamos a caminar con la pandemia, vamos a salir de ésta. Tenemos un excelente equipo de ministros, principalmente el de Salud, y está todo dándose para que, rápidamente, vamos construyendo el futuro de Brasil”, manifestó Bolsonaro en una declaración realizada sin nmascarilla.

Brasil es el segundo país con más casos de contagio y muertes por coronavirus en todo el mundo, solo superado por Estados Unidos, cuyo presidente también ha minimizado la amenaza del Covid-19.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here