El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, visitó este viernes la ciudad de Tianguá, en el estado de Ceará,  donde participó en la inauguración de un trecho de una carretera en la entidad, evento al que asistió sin cubrebocas.

Sin medida de prevención alguna, el ultraderechista  Bolsonaro generó una aglomeración en la ceremonia celebrada en una entidad que registra un aumento de casos de coronavirus en las últimas semanas.

Durante el acto, volvió a criticar la adopción de medidas de restricción impuestas por algunos gobiernos regionales para detener el brote de coronavirus, y expresó que “el pueblo ya no consigue quedarse en casa. El pueblo quiere trabajar. Esos que cierran todo y destruyen empleos están en contravía de lo que el pueblo quiere”.

Un día antes, durante la intervención en vivo  través de su página en Facebook, Bolsonaro citó un supuesto estudio de una universidad alemana no precisada  sobre el uso de las mascarillas en niños.

Según el mandatario, ese estudio revela que los cubrebocas pueden provocar “irritabilidad, dolor de cabeza, dificultad para concentrarse, disminución de la percepción de felicidad, negativa a ir al colegio o guardería, desánimo, vértigo y fatiga”, en los niños.

Su presencia fue criticada por el gobernador de Ceará, Camilo Santana, que informó que no participaría del evento, reseñó G1.

El país sudamericano registró la segunda cifra diaria de muertes por coronavirus más alta desde que la llegada de la pandemia al país.

De acuerdo con el Consejo Nacional de Secretarios de Salud,  hubo 1.541 nuevos decesos, cifra superada solamente el que 29 de julio de 2020, cuando se registraron 1.664 fallecimientos.

Brasil supera el cuarto de millón de víctimas fatales por coronavirus

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here