Niños alemanes de la región de Mecklenburg-Pomerania Ooccidental, regresaron este lunes a los planteles escolares, siendo los primeros en el país en volver a clases desde que el brote de coronavirus derivó en el cierre de planteles para prevenir los contagios.

Las escuelas en esa zona del país alemán implican el retorno de más de 150 mil niños de ciudades como Rostock y Schwerin y en ese escenario, la ministra de Educación federal, Anja Karliczek pidió uso de mascarillas dentro de las escuelas, en un país donde los asuntos educativos se deciden a nivel local, y las autoridades locales no han aplicado el uso obligatorio de cubrebocas.

Mecklenburg-Pomerania Occidental tiene baja densidad demográfica y es el menos afectado por la pandemia con solo 877 contagios y 20 muertos en una población de 1,6 millones de habitantes.

La ministra de Educación de esta región alemana, Bettina Martin, dijo que está elaborando una propuesta para dictar esa misma orden, y los niños están siendo divididos en grupos fijos para circunscribir cualquier brote, y no están obligados a usar mascarillas ni mantener el distanciamiento social, según la agencia Dpa.

En Hamburgo está programado el retorno a las clases el jueves venidero y berlín lo hará dentro de una semana, por lo que los gobiernos locales ya ordenaron el uso de cubrebocas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here