Una vacuna creada por los Institutos Nacionales de Salud y Moderna Inc. contra el Covid-19, es alistada para ser sometida a prueba en julio venidero para determinar si puede dar protección contra el coronavirus.

Esto dio a conocer hoy el fabricante el jueves, y la vacuna experimental será inoculada en 30.000 voluntarios, aunque algunos recibirán un placebo. Moderna asegura contar con dosis suficientes para la prueba, y antes de iniciarla debe analizar los resultados de estudios anteriores.

El anuncio de la farmacéutica podría indicar que los estudios han avanzado lo suficiente para que la empresa y NIH se dispongan a dar el siguiente paso.

Hasta ahora, existen al menos una docena de posibles vacunas en etapa de pruebas en el mundo y se prevé que varias inicien pruebas finales en gran escala en los siguientes meses, sin que existan garantías de eficacia en ningún caso

Moderna realizó una prueba inicial en marzo con 45 voluntarios, e incorporó 300 adultos jóvenes en la segunda etapa, por lo que en estos días estudia cómo reaccionan a la vacuna los adultos mayores. Los estudios verifican efectos secundarios y cómo responden los sistemas inmunológicos de las personas a distintas dosis.

Solo la prueba clínica en gran escala por realizar puede demostrar si la vacuna es eficaz, y según el doctor John Mascola, director del centro de investigación de vacunas del NIH, durante una intervención en una reunión de la Academia Nacional de Medicina, si todo va bien, “habrá la posibilidad de saber” para fines de año cuáles vacunas son eficaces,

Los gobiernos están acumulando cientos de millones de dosis de distintas vacunas potenciales para estar en condiciones de iniciar la vacunación apenas los científicos determinen cuáles de ellas son eficaces. (AP)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here