El presidente de Estados Unidos, Donald Trump ofreció revocar el estatus de su país como signatario del Tratado de Comercio de Armas y anunció que pediría al Senado norteamericano que no ratifique el pacto firmado por su antecesor, Barack Obama.

En el marco de la convención de la Asociación Nacional del Rifle en Indianápolis Trump declaró que “estamos retirando nuestra firma”, al tiempo que definió el pacto como “erróneo” , asegurando que representa una amenaza para las libertades de su país.

La ONU pronto recibirá un “aviso formal de que Estados Unidos rechaza este tratado”, ha señalado asimismo Trump, postura que ya fue condenada por diversas organizaciones de derechos humanos.

La presidenta de la organización Oxfam America, Abby Maxman, dijo que “Estados Unidos ahora bloqueará las armas con Irán, Corea del Norte y Siria como no signatarios de este tratado histórico, cuyo único propósito es proteger a personas inocentes de armas mortales”.

Adotei Akwei, de la división estadounidense de Amnistía Internacional, expresó que “con este anuncio, la Administración Trump reabrirá las puertas para la venta de armas con los criterios de derechos humanos debilitados”.

El Tratado de Comercio de Armas es un acuerdo multilateral que regula el comercio internacional de armas, entró en vigor a fines de 2014, y grupos conservadores norteamericanos, como la Asociación Nacional del Rifle, se oponen al Tratado desde hace años porque estiman que busca evitar la Segunda Enmienda de la Constitución de Estados Unidos y prohibir las armas domésticas en ese país.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here