El conflicto migratorio con Estados Unidos sigue dominando la agenda en las conferencias mañaneras del presidente Andrés Manuel López Obrador, y este martes dio a conocer con el canciller Marcelo Ebrard la creación de una comisión especial para desarrollar el plan de contención migratoria de centroamericanos en nuestra frontera sur.

México tiene 45 días a partir de que se alcanzó un acuerdo con Washington para que ambos países evalúen los resultados del nuevo plan migratorio y determinen las medidas que habrán de tomarse posteriormente, acuerdo que frenó momentáneamente la imposición de aranceles a mercancías mexicanas.

Hace unas horas, el secretario de Estado, Mike Pompeo, reiteró que podrían implementar aranceles en caso de que México no cumpla con el acuerdo.

La comisión creada por el Gobierno mexicano tiene la misión de implementar acciones en materia de seguridad, empleo, relaciones exteriores y política social, y la integran el general Vicente Antonio Hernández, responsable de coordinar la Guardia Nacional en tareas de migración en la frontera sur; Francisco Garduño, responsable de coordinar el registro de migrantes; Javier Rodríguez, subsecretario de Bienestar, encargado de garantizar bienestar y cuidado de los migrantes en el sureste; Horacio Duarte, subsecretario de Empleo en la Secretaría del Trabajo, quien organizará el plan para atención a migrantes en espera de asilo en el norte del país; y Maximiliano Reyes, subsecretario para América Latina y el Caribe de la Secretaría de Relaciones Exteriores, para gestionar la cooperación de El Salvador, Honduras y Guatemala con México.

Ebrard comentó que “se creó un equipo especial para cumplir con los compromisos que se hicieron con el Gobierno de Estados Unidos, y evitar medidas unilaterales injustas que afecten el comercio con ese país”, y puntualizó que enviará este martes al Senado el acuerdo alcanzado con Estados Unidos para avalar su aprobación.

El plan también incluye acelerar el despliegue de efectivos de la Guardia Nacional en la franja fronteriza del sur de México con Guatemala, y según el canal guatemalteco de televisión TN23, habría arribado el lunes a la frontera sur de México un primer contingente de 700 soldados de la Guardia Nacional, que reforzará la seguridad y controlará el tránsito ilegal de migrantes centroamericanos.

De acuerdo con TN23,  el Servicio de Protección Federal de México desplegó 103 policías entre hombres y mujeres, para proporcionar seguridad al Instituto Nacional de Migración en Tapachula Chiapas y evitar la fuga de migrantes y posibles amotinamientos, para preservar la seguridad en esa estación migratoria.

El presidente Andrés Manuel López Obrador explicó que el plan tiene como fin “atender a los necesitados” provenientes de Centroamérica y evitar la imposición de aranceles que podrían arrastrar a la economía mexicana a una severa crisis, y añadió que “si se afecta la economía del país, si se nos debilita el peso, si tenemos desempleo, inflación, se nos cae la inversión nacional y extranjera, si vamos a una crisis, eso se va a traducir en pobreza, en más inseguridad, más violencia. Estamos haciendo lo adecuado”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here