En una muestra más de lo volátil e incoherente de su manejo como presidente de Estados Unidos, Donald Trump, habló de México otra vez, pero ahora quedó muy lejos de los elogios vertidos el martes en la asamblea de Naciones Unidas.

Acosado por los demócratas y bajo la amenaza de ser el cuarto presidente de Estados Unidos en ser sometido a juicio político, el imprevisible magnate retomó el tema de la seguridad fronteriza y se llevó por delante a sus vecinos del sur.

Según Trump, “nada se hace, excepto cuando yo lo hago. Estoy usando a México para proteger nuestra frontera porque los demócratas no arreglan, porque los demócratas no quieren cambiar las lagunas en las políticas de asilo”

La afirmación del presidente en un breve encuentro con los medios la mañana de este jueves, contrasta con lo expresado el martes en Naciones Unidas, donde agradeció al presidente Andrés Manuel López Obrador por su colaboración para frenar la ola migratoria hacia la Unión Americana.

Las declaraciones del presidente cuya palabra cada vez vale menos, se dieron tras arremeter contra los integrantes del Partido Demócrata, a quienes acusó de no hacer nada para detener el flujo migratorio desde Centroamérica.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here