El anteproyecto de la Ley General de Educación Superior está alineada a los principios del Acuerdo Educativo Nacional, y es resultado de un amplio trabajo de consulta democrática, aseguró el Secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma Barragán.

Durante su participación en la reunión virtual de la Sesión ordinaria 2.2020 del Consejo Nacional de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior, Moctezuma señaló que dicho proyecto se elaboró con base en seis principios fundamentales.

Estos principios son el reconocer a la Educación Superior como un derecho humano, un bien público social y un servicio público otorgado por el Estado; garantizar la obligatoriedad y gratuidad de ese nivel educativo; refrendar la autonomía universitaria como pilar del desarrollo de la Educación Superior; atender las propuestas y planteamientos de los actores clave, como las instituciones, autoridades, estudiantes, personal docente, especialistas y los sectores productivos, recogidas en un amplio proceso de consulta.

El Titular de la Secretaría de Educación Pública comentó que el anteproyecto de ley, en caso de ser aprobada, proporciona un marco normativo para los programas nacionales y estatales de Educación Superior. Afirmó que la pandemia por el COVID-19 reforzó la necesidad de que las instituciones de Educación Superior se vinculen cada vez más con la solución de problemas y necesidades de la educación, la economía y la realidad nacional.

“Durante los meses pasados la situación de emergencia ha acelerado el proceso de vinculación con la salud pública. Es fundamental que nuestras universidades e instituciones de Educación Superior asuman, de manera permanente, su responsabilidad social y generen recursos propios al estar vinculados con nuestra plataforma productiva y con nuestra base poblacional”, subrayó.

 Moctezuma Barragán planteó que se debe articular más profundamente al sector educativo con el sector salud. Se necesita, dijo, una educación para la salud actualizada, no solo para mejorar el estado de salud general y el rendimiento físico, emocional, mental de los estudiantes sino, también, para coadyuvar a todos los esfuerzos que se hagan en una nueva cultura de prevención, en una cultura de higiene que sirva como precedente ante futuras generaciones.

 Llamó a incorporar asignaturas de vida saludable para orientar a quienes integran el Sistema Educativo Nacional en hábitos de nutrición, activación física, higiene, prevención de enfermedades y erradicación del consumo de drogas.

Reconoció, además, la contribución de las instituciones educativas de nivel superior en la difusión y análisis de las estadísticas locales de la evolución de la pandemia, así como en la fabricación de insumos, equipo médico y pruebas diagnósticas, entre otras acciones. Asimismo dijo que la pandemia evidenció que en Instituciones de Educación Superior se debe contar con conectividad digital para todos los alumnos.

Resaltó que distintos analistas y expertos han reconocido el interés de la comunidad educativa del país por aprender el uso de herramientas digitales, prueba de ello, señaló, es que durante el período de aislamiento se capacitó a más de un millón de maestras y maestros de escuelas públicas.Esta experiencia, agregó, invita a cuestionarnos sobre la educación presencial y la búsqueda de modelos de aprendizaje con espacios presenciales y a distancia que permitan una investigación más profunda y aprendizajes más sólidos.

En su participación, el Secretario General Ejecutivo  de la ANUIES, Jaime Valls Esponda, agradeció el apoyo y liderazgo del Secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma Barragán, y subrayó que el sector educativo fue el primero en tomar la decisión de suspender actividades, es decir las clases presenciales, para proteger la salud de los estudiantes y también quien tomó la decisión de retornar a las clases presenciales hasta que exista las condiciones para ello, cuando el semáforo epidemiológico esté en verde.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here