Juan Sebastian Bach , uno de los grandes de la música clásica, cumple este 28 de julio 269 años de fallecido y pasan los años pero no se olvida su aportación como compositor, organista, clavecinista, violinista, violista, maestro de capilla y cantor alemán.

Se trata del miembro más importante de una de las familias de músicos más destacadas de la historia, con más de 35 compositores famosos, nacido el 21 de marzo de 1685 en Áisenach, Turingia

Siguió muy pronto la tradición familiar. Su padre, Johann Ambrosius, comprendió rápidamente que tenía ante sí a un niño especialmente dotado y consagró mucho tiempo a su enseñanza. Era aplicado, serio e introvertido. Además de la música, sentía una inclinación por la lengua latina, cuya estructura rígida y lógica cuadraba perfectamente con su carácter, y por la teología.

Pudo desarrollar sus capacidades pasaron varios años de aprendizaje. Desaparecidos sus padres, el salario del hermano resultaba escaso y la casa demasiado pequeña para una familia cada vez más numerosa, por lo que en 1700 Juan Sebastian viajó a Lüneburg para ingresar en el coro local y ganar un sueldo suficiente para su mantenimiento y hospedaje. tenía 15 años.

Este cambio supuso también la posibilidad de ampliar en extensión y profundidad sus conocimientos musicales. De esta época de actividad y entusiasmo data su primera cantata, género que frecuentaría a lo largo de su vida. En 1702 terminó el segundo ciclo de estudios escolares y fue finalmente admitido en 1703 como violinista del duque de Weimar. Su gran religiosidad o sus dotes de organista le hicieron aspirar a otro puesto: el de organista en Arnstadt, a sus 18 años de edad.

Se casó con su sobrina María Bárbara, y tuvo con ella 7 hijos, mudándose a la ciudad de Mühlhausen para laborar de organista en la iglesia de San Blas, iniciando la composición de cantatas religiosas, la más importante de las cuales fue la titulada Actus tragicus.

Bach consiguió el puesto de segundo maestro concertista en Weimar (lo que le proporcionó la estabilidad necesaria para abordar la creación musical, influido en ese tiempo por la influencia del italiano Antonio Vivaldi.

Se mudó a Köthen donde solo permaneció 6 años  y se hizo amigo del príncipe Leopold, donde Bach pudo entregarse a la creación de numerosas obras instrumentales y orquestales, entre las que destacan sus Conciertos de Brandemburgo,

A la muerte de su esposa, Bach pasó por un periodo de duelo para luego contraer matrimonio con Anna Magdalena, intérprete bien dotada para el canto que profesó toda su vida una ejemplar devoción por Johann Sebastian, con quien tuvo 13 hijos.

Siempre respaldado por su mujer y su genio, Bach pudo hacer frente a las adversidades sin perder su poder creativo. Bach nunca desatendió a ninguno de sus hijos, ni interrumpió la tarea de ampliar sus conocimientos copiando y profundizando en las partituras de sus antepasados.

Asentado en  Leipzig de 1723 hasta su muerte, fue el más glorioso y fructífero período de la vida del compositor, con una producción de 3 ciclos de cantatas.

Bach era miope desde su nacimiento, y al paso de los años, su vista se fue deteriorando hasta perder la visión casi por completo. Las fuertes medicaciones minaron aún más su salud pero continuó trabajando grandes obras como las Variaciones Goldberg o la segunda parte de El clave bien temperado.

Un ataque de apoplejía terminó con la vida de Juan Sebastian Basch el 28 de julio de 1750.  Su obra es considerada la cumbre de la música barroca; y fuente de inspiración e influencia para compositores y músicos, desde Mozart hasta Beethoven, Mendelssohn, Brahms, Wagner y Strauss, entre otros.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here