Este fin de mes se lleva a cabo en Japón la cumbre del G20, y a unas semanas de su celebración, ministros de Finanzas de los países con más peso se reúnen estos días en tierra nipona, en donde analizarán diversos temas de interés mundial, entre ellos, la eventual aplicación de un impuesto a los gigantes de internet

La iniciativa va cobrando importancia entre los miembros de los 20 países más industrializados y emergentes, y en el marco de del cónclave de este fin de semana en Fukuoka, los participantes dieron luz verde a la hoja de ruta fijada por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, donde se perfila una posible presión fiscal sobre las multinacionales tecnológicas y de internet.

Se trata de un elemento conocido en la Unión Europea como “tasa digital” y de acuerdo con el ministro francés Bruno Le Maire en una conferencia sobre la fiscalidad internacional, antes del inicio oficial del G20,  deben darse prisa en tomar una decisión, ya que a su juicio,  “la realidad es que la digitalización de la economía y las grandes empresas digitales ganan considerables beneficios gracias a la valorización de sus datos”, aunque pagan sus impuestos en países con tasas más favorables, declaración citada por la agencia Afp..

De acuerdo con el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, la medida tendrá 2 pilares; uno basado en acabar con la tributación en función de dónde tengan presencia física las empresas, otro, dirigido a evitar la “competencia fiscal” entre naciones.

La presión fiscal del nuevo sistema se decidirá según la “presencia económica significativa” de las empresas en cada país, el volumen de datos y otros activos intangibles digitales manejados o del número de usuarios.

No todos están de acuerdo: el secretario estadounidense del Tesoro, Steven Mnuchin, afirmó que se trata de “cuestiones complicadas”, y no se debe “discriminar” el sector tecnológico, expresando su desacuerdo respecto a la decisión de Francia y Reino Unido de gravar de forma unilateral a las grandes compañías de internet, Google, Amazon, Facebook y Apple, sobre sus ingresos.

Para la oenegé Oxfam, esta reunión es una “oportunidad única para poner término la evasión fiscal de las grandes multinacionales”, según un comunicado publicado antes del encuentro de los ministros de Finanzas del G20.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here