La organización no gubernamental Amnistía Internacional denunció que Ecuador registra en estos días casos de arrestos arbitrarios, uso excesivo de la fuerza y tortura contra detenidos en las manifestaciones que estallaron tras la eliminación del subsidio a los combustibles y otras políticas de austeridad.

En un comunicado Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional, afirma que “las autoridades ecuatorianas deben poner inmediatamente fin a la fuerte represión de las manifestaciones, incluidas las detenciones masivas, e investigar de una forma rápida, independiente e imparcial todas las denuncias”.

“Asimismo, deben respetar la libertad de prensa y garantizar que quienes ejercen el periodismo puedan cubrir los hechos de una forma segura”, precisa Guevara Rosas.

Las protestas estallaron hace una semana tras el aumento de precio de la gasolina y la aplicación de varias medidas económicas después de un acuerdo suscrito por el Gobierno de Lenin Moreno con el Fondo Monetario Internacional.

Las manifestaciones llevaron al presidente a declarar el estado de excepción para que las Fuerzas Armadas intervengan, y trasladó la sede del Gobierno de Quito a Guayaquil.

Hasta el momento se habla de un saldo de al menos 5 muertos y cerca de un millar de detenidos por la ola de protestas en el país, y Amnistía Internacional acusó a los elementos de seguridad de disparar gases lacrimógenos contra la multitud y escopetas de perdigones, que han afectado a embarazadas, menores de edad y personas mayores.

Tras mencionar también que hay denuncias de actos violentos de manifestantes, Amnistía pidió a las autoridades tomar las medidas correspondientes para afrontar esos hechos sin dejar de garantizar el derecho a una protesta pacífica.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here