Ante la falta de claridad sobre la forma en que los recortes presupuestales afectarán programas para brindar servicios de atención a las mujeres que viven violencia, y ante la reducción de presupuesto para las Casas de Atención a la Mujer Indígena y Afrodescendiente, espacios de primer acceso y escucha de las mujeres indígenas, Amnistía Internacional impulsa una Acción Urgente a nivel mundial, en la que activistas pedirán al gobierno mexicano garantizar que los programas que atienden a mujeres violentadas sigan teniendo los recursos que les permitan continuar con su labor fundamental.

La Acción cuenta con el apoyo de Equis Justicia para las Mujeres , la Red Nacional de Refugios y la Red Nacional de Casas de la Mujer Indígena y Afroamericana y el llamado será impulsado en todo el mundo gracias a la red de activistas de Amnistía Internacional.

La Acción está precedida de una Carta Abierta que Amnistía, EQUIS y la RNR, apoyadas por 163 organizaciones de la sociedad civil, dirigieron al Presidente Andrés Manuel López Obrador y a la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, el 6 de mayo de 2020.

En el documento se les solicitó detallar ¿qué programas presupuestarios están incluidos en el punto 38 del inciso V, del decreto de austeridad publicado en el Diario Oficial de la Federación el 23 de abril 2020?, y si éstos cuentan con el presupuesto necesario para seguir su operación durante la contingencia sanitaria, y aún después de ésta, dado que el decreto está vigente hasta el 31 de diciembre de 2020.

Como resultado, Amnistía Internacional, Equis Justicia para las Mujeres, la Red Nacional de Refugios y la Red Nacional de Casas de la Mujer Indígena y Afroamericana, tuvieron una reunión con la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, el 22 de mayo de 2020. En la reunión estuvieron presentes las titulares de las dependencias gubernamentales a cargo de la atención a la violencia contra las mujeres.

Sin embargo, en el encuentro no hubo respuesta clara a la pregunta planteada en la Carta Abierta.

Al día de hoy, el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas destinó la cantidad de 8.5 millones de pesos de 30 millones que se requieren para que las 35 CAMIs, existentes en regiones indígenas, puedan dar respuesta a la demanda creciente de las mujeres indígenas que enfrentan violencia de género, acceso a la salud sexual y reproductiva, y especialmente atención a mujeres embarazadas.

A la fecha, no ha sido posible tener otra reunión con las autoridades de Gobernación, pese a que en el encuentro con su titular, del 22 de mayo de 2020, se acordó hacer reuniones mensuales para dar seguimiento al tema.

Por medio de la acción urgente miles de personas en todo el mundo, podrán enviar cartas y mensajes de correo electrónico a la Secretaría de Gobernación, solicitando que se dé prioridad a la protección de los derechos de las mujeres, se garanticen recursos para las CAMIs y otros programas destinados a atender a las mujeres que viven violencia durante la pandemia y a lo largo de todo el año 2020.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here