Michael Casey Lewis, de 37 años de edad, debe estar encariñado con  el Centro de Detención del Condado de St. Lucie, en Florida, de donde acababa de salir, ya que apenas salió de la prisión, fue arrestado cuando robaba autos del estacionamiento de ese lugar.

Lewis salió de la prisión y minutos después fue visto por los vigilantes del estacionamiento “tirando de las manijas de las puertas de los autos”.

Cuando lo abordaron los uniformados, Lewis informó que estaba esperando a su novia, pero fue acorralado con las preguntas y  les entregó una bolsa con  un iPhone 7, 4 cajetillas de cigarros, un encendedor, una tarjeta de crédito, una licencia de manejo y 547 dólares en efectivo, que acababa de robar, cuenta el Bradenton Herald.

Los policías lo arrestaron por el mismo delito por el que ya había sido encarcelado y fue  liberado mediante fianza de 11 mil 250 dólares, informó la Oficina del Alguacil del Condado de St. Lucie.

“La cárcel es mala, pero para algunos es mejor que su casa”, dice una publicación de la Oficina del Alguacil del Condado de St. Lucie, poblado en donde está el penal.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here