La caída del cabello es una situación preocupante para cualquier persona ya que el cabello forma parte del atractivo y personalidad de un individuo.

El cabello, la piel y las uñas, son elementos orgánicos que  están en constante renovación y su metabolismo y regeneración son muy sensibles a carencias nutricionales  a factores externos, metabólicos, hormonales, etc, que pueden ocasionar debilidad, fragilidad de estas  estructuras.

Las enfermedades de cabello son alteraciones a la estructura normal del folículo piloso, es decir, donde se genera y se nutre el cabello. Cuando esta pérdida alcanza altos porcentajes se le denomina Alopecia.

La alopecia es el término científico utilizado para  designar  la caída temporal, definitiva, general o parcial del pelo o cabello  en una, varias o todas las partes del cuerpo. Este término que se ha acuñado sobre todo para la zona de la cabeza.

Es un problema de salud más frecuente en el hombre. Pero se ha visto que afecta en  un pequeño porcentaje a mujeres en 2 etapas,  entre los 20 y 30 años y en un 30% entre 40 y 60 años.

En las mujeres raramente va a llegar a la calvicie.  Las alopecias en su conjunto representan solo el 8 % de las consultas en dermatología. En el mundo y constituye uno de los 10 motivos más frecuentes de consulta dermatológica.

Se calcula que la piel cabelluda contiene aproximadamente alrededor de 100.000 cabellos, de los cuales, en promedio, unos 80 se eliminan diariamente. La caída de cabello puede ser: transitoria ó permanente, progresiva ó repentina, localizada ó generalizada. Puede estar relacionada a factores hereditarios, al maltrato del pelo, mala alimentación ó a enfermedades endocrinológicas e infecciosas.

CLASIFICACION: La alopecia se clasifica en Cicatriciales o  No Cicatriciales.

1.         ALOPECIAS CICATRICIALES. En estas el folículo piloso  se destruyó, y al ya no existir folículo piloso no hay ningún tipo de  tratamiento, esta pueden ser:

–           Infecciosas: Por virus, hongos y bacterias

–           Traumática: por accidentes;  posteriores a eventos de cirugía, por radiación o algunos tipos de quimioterapia en cáncer.

2.         ALOPECIAS NO CICATRICIALES: Aquí si existe el folículo piloso lo importante es saber qué tipo de alopecia es para saber si es tratable o no.

–           Alopecia androgénica.  Es de las formas más frecuentes en varones, es hereditaria aquí hay que analizar la historia familiar para saber  que tipo de patrón sigue la persona afectada, o puede  ser iniciada cuando en el varón empieza a disminuir la hormona testosterona; por factores endocrinológicos, de las hormonas sexuales, la disfunción en ciertas glándulas, como la hipófisis, la tiroides y la suprarrenal, que alteran el crecimiento del folículo piloso. El tratamiento y los resultados serán de acuerdo la etapa que se encuentre.

–           Alopecia traumática. Provocada por el propio paciente cuando se arranca el mismo el cabello (tricotilomanía) o por tracción o presión.  Por  traumatismos físicos. Las más comunes son las provocadas al someter al cabello permanentemente a peinados tensos como trenzas, moños, etc.

–           Alopecia Areata. Es un tipo de caída del cabello de origen desconocido, su probable causa puede ser por  enfermedades autoinmunes, estrés, nerviosismo; suele presentarse en forma de placas en la piel cabelluda y puede extenderse a otras zonas del cuerpo,  a cualquier edad, en ambos sexos. Se estima que afecta a una de cada mil personas y progresar hasta la desaparición total del cabello.  Los folículos pilosos no quedan destruidos con esta enfermedad, por lo que el pelo puede volver a crecer y ser  frecuentes las recidivas (recaídas) en pacientes que la han sufrido alguna vez.

Bibliografía

http://www.cenetec.salud.gob.mx/descargas/gpc/CatalogoMaestro/566_GPC_Alopeciaandrogenetica/566GRR.pdf
https://www.portalfarma.com/jornadas-congresos/4a-Jornada-Nacional-Dermofarmacia/Documents/2017-JNA-Mesa-Redonda-Sergio-Vano-Alopecia.pdf

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here